Blog

 

La ejecución y puesta en marcha de los nuevos proyectos o emprendimientos turísticos requieren de ideas innovadoras y creativas, adaptadas a las actuales tendencias, relacionadas con las características del turista de hoy, los avances tecnológicos y el desarrollo de los nuevos mecanismos de gestión y desarrollo de los destinos turísticos. Por lo tanto es importante tomar en cuenta los siguientes aspectos:

►Las nuevas necesidades de la demanda: actualmente es un hecho que el turista ya no busca productos, sino experiencias, y él es ahora el foco de la cadena de valor.  El turista de hoy es menos turista y más viajero, se mueve más por curiosidad, se implica y se involucra mucho más con el destino y con las experiencias que pueda vivir potenciadas por las tecnologías.

Las estrategias de promoción y comercialización: a partir de la incorporación de nuevos canales, redes sociales, Apps y plataformas digitales colaborativas, bajo dinámicas de marketing que ya no son unidireccionales (empresa-turista) sino que tienden a ser multidireccionales (empresa-turista / turista-turista).

Las metodologías de gestión y desarrollo de los destinos: a partir de nuevas dinámicas en la toma de decisiones y gobernanza basadas en un sistema de información eficiente de datos, bajo formas flexibles, abiertas e integrales de gestión, con dinámicas de inteligencia colectiva y con importantes espacios de implicación ciudadana promoviendo esquemas de innovación social; las formas y estilos de participación de actores y agentes del sector, a partir del surgimiento de nuevos actores en el desarrollo de la inteligencia turística (bloggers, influenciadores, emprendedores) y una nueva naturaleza de empresa turística (startups, OTAs) reflejando dinámicas de hipermediación o desintermediación.

La integración entre la creatividad, innovación y tecnología en cada uno de estos factores hace que la visión y la misión de los proyectos y emprendimientos turísticos sean ahora diferentes. No solamente se trata de poner en marcha un establecimiento turístico con el simple objeto de ofrecer estadía y alimentos al turista, hay que diseñar establecimientos o negocios turísticos que motiven, que  emocionen y despierten sensaciones en el turista y para eso se necesitan estrategias inteligentes, que les agregue valor al producto y/o servicio turístico.